La formación, la educación musical y la pandemia…

La crisis sanitaria que atraviesa el mundo en la actualidad afecta especialmente a la educación musical.
Las limitaciones del confinamiento y la enseñanza a distancia afectan a la dimensión esencial del arte musical: la vibración del sonido.

El trabajo de desarrollo auditivo se ve fuertemente obstaculizado por la distorsión del sonido durante las transmisiones en videoconferencia, así como por los problemas relacionados con la sincronización entre el gesto y el sonido, que se convierten en una imagen desplazada del sonido…

¿Significa esto que no debemos seguir dando clases?
¡Claro que no!
Porque la música también tiene virtudes sociales que pueden mantenerse a distancia, a la espera de que se reanuden los intercambios cara a cara.

Por ello, ningún centro de formación Willems® ha cerrado sus puertas desde enero de 2020.
Nos adaptamos, como podemos, a esta situación, ya sea impartiendo los cursos exclusivamente por videoconferencia, o mezclando la enseñanza presencial y a distancia, como en Barcelona en la foto de este artículo.

En cuanto a los niños, muchas escuelas de música ofrecen grabaciones, tutorías, clases de Visio… ¡Y los resultados suelen ser espectaculares!

Así que, mientras esperamos la vuelta a una Vida más normal, ¡sigamos jugando y cantando!
Christophe Lazerges – Grenoble – Francia.